¿Qué hago si un oficial viene a mi puerta?

En primer lugar, es importante entender que hay muchos tipos de agentes de la ley. Estos incluyen más comúnmente agentes de policía, los agentes del FBI, agentes de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) y agentes de la DEA (Administración para el Control de Drogas), junto con los demás. Todos estos agentes son encargados de hacer cumplir la ley y son preventorios de la delincuencia. Aun así, no está siempre obligado a abrir la puerta a un oficial de la ley. Si un agente de la ley no presenta una orden, en ingles un “warrant” (por lo general sean un orden de búsqueda, criminal, arresto o detención), no es necesario dejarlos entrar a su casa. Su derecho bajo la 4ª enmienda a la Constitución de los Estados Unidos establece que “El derecho del pueblo a la seguridad de sus personas, domicilios, contra registros y detenciones arbitrarias, será inviolable.” En práctica, esto requiere que el agente de la ley obtenga una orden firmada por un juez para entrar legalmente y buscar su propiedad si no tienen su permiso para entrar.

 

Si usted da su consentimiento que un agente de la ley entre en su propiedad, pueden entrar. Una vez que el agente de la ley está en su casa, cualquier artículo ilegal que este a la vista podrá ser tomado en custodia como prueba, lo cual podría conducir a un arresto. Un consejo de Walther Goss Law sería mantener cualquier “elemento privado” que no quiere que otros vean fuera de la vista de sus ventanas y entradas.

 

Consejos a tener en cuenta:

  1. Averiguar quién está en su puerta antes de abrirla. Mirar a través de su ventana o utilizar su mirilla o pedir a través de la puerta que la persona se identifique. Si es un agente de la ley, deben ser capaces de mostrar una prueba con una insignia. En general, los oficiales deben identificarse y su propósito antes de intentar entrar a su casa, pero ciertas órdenes pueden permitir que los agentes entren a su casa sin esta advertencia. Además, en ciertas circunstancias, los agentes pueden entrar a su casa si tienen una orden y no han recibido ninguna respuesta.
  2. Averiguar la razón de la visita. De nuevo, agentes de la ley están aquí para protegernos y más a menudo que no sus visitas serán inofensivas. Por ejemplo, le podrían estar notificando a la comunidad de crímenes recientes en el área, o preguntando si ha visto alguna actividad sospechosa. A pesar de que puede ser alarmante, en general se recomienda que averigüe por qué el agente de la ley llegó a su casa. Si están buscando una cierta persona, pregunte por el nombre y la fecha de nacimiento de la persona que están buscando. Recuerde que debe responder cordialmente y no agresivamente mientras los oficiales estén haciendo su trabajo.
  3. Si el agente de la ley no tiene una orden, usted puede pedir reunirse con ellos fuera de su casa.
  4. Puede ignorar el agente de la ley en su puerta por completo si no hay nadie dentro de la casa que necesite la asistencia del oficial y el oficial no tiene una orden para entrar.
  5. Recuerde que debe mantener todas las interacciones respetuosas y breves. No agrave la situación.
  6. Si un agente de la ley viene a su puerta y no es una visita “amistosa”, permanezca en silencio y pónganse en contacto con Walther Goss Law inmediatamente. Nosotros le podemos decir si es necesario agendar una cita con un abogado.
  7. Eduque a su familia y amistades. Los agentes de la ley deben ser respetados siempre y de nuevo generalmente están aquí para protegernos. También es importante recordar que usted también tiene derechos. Si usted se encuentra en una situación donde hay un oficial en su puerta, tenga cuidado, recuerde sus derechos constitucionales y asegúrese que estén protegidos. Después del encuentro, si tiene preguntas adicionales o si necesita representación legal, contacte a nuestra oficina para reunirse con uno de nuestros abogados.

This post was written by .

Published .

Posted in: Uncategorized

Los comentarios están cerrados.